PARA QUE NADIE SE LLAME A ENGAÑO....

PARA QUE NADIE SE LLAME A ENGAÑO....
BRUJAS. ESAS MUJERES SABIAS EN FÍSICA, QUÍMICA, MEDICINA... QUE EL FANATISMO RELIGIOSO EXTERMINÓ

Archivo del blog

viernes, 28 de agosto de 2009

EN LA ITALIA DE BERLUSCOÑI LA NOTA DE RELIGIÓN CUENTA PARA LA UNIVERSIDAD


La Conferencia Episcopal Italiana, que es un coro de plañideros obispales como la española y que también tiene un Rouco Varela, llamado Diego Coletti que dice cosas sobre el laicismo que te dejan las neuronas patitiesas :"laicidad se entiende la justa neutralidad de una comunidad civil que, no obstante, debería preocuparse por dar valor a todas las identidades, dando a cada una de ellas el propio peso y relevancia cultural de un territorio".

Ya ves tu, y yo y las Takataktrans entendiendo por laicismo la separación de las iglesias del Estado, la primacía de las leyes civiles y de los derechos humanos contra toda discriminación como, por ejemplo, las que practican las religiones contra las mujeres por no hablar de vejación, incluso ... En fin, podéis entrar en http://www.laicismo.org/ para ilustraros más.

Estarán contentas las Espes, Botellas y similares políticas del PP de que les haya salido una parienta neocon en Italia: la ministra de educación Maria Stella Gelmini que está muy llorosa porque el Tribunal Administrativo de Roma haya dicho que nones a que la nota de religión, ¡la católica claro!, forme parte de la evaluación para entrar en la Universidad.
podéis leer la noticia aquí

Pero ¿cómo a alguien se le puede ocurrir que las creencias que discriminan y vejan a una parte de la humanidad y que practican la segregación de sexos y que no dejan en sus "clubs" que las mujeres formen parte de los cuadros directivos y que se columpian en los gobiernos haciendo que estos gasten parte de los dineros públicos en conservar sus edificios, sobre los que estos discriminadores eclesiásticos imponen sus normas para que la gente no pueda gozar de un patrimonio que pertenece a todo el mundo puedan ser utilizadas como otra forma de discriminación para acceder a estudios universitarios?