PARA QUE NADIE SE LLAME A ENGAÑO....

PARA QUE NADIE SE LLAME A ENGAÑO....
BRUJAS. ESAS MUJERES SABIAS EN FÍSICA, QUÍMICA, MEDICINA... QUE EL FANATISMO RELIGIOSO EXTERMINÓ

Archivo del blog

sábado, 5 de julio de 2008

Mas allá del Backstage

Veo en la 2 el concierto de Amy Winehouse en el Rock in Río de Madrid. 40.000 personas se funden de calor esperando que la muñeca se rompa en mil pedazos ante sus ojos, pero quien más lo espera al parecer es el comentarista del evento que no calla un momento, y nos relata los tropezones, las veces que bebe...¿quién nos dice que la muchacha se aclara la voz con vinazo y no con una infusión para poder mantener el tono? pues nos lo dice el comentarista con su tono de "pobre Amy, está en las últimas" también se preocupa mucho de si se le sale la teta del vestido o de si se le ha roto un tacón y si es por ello que se cambia los zancos nada más empezar y se pone lo que sea pero de su número,en este caso, unos zapatos muy poco fashion pero la verdad mucho más cómodos, porque debe tener los pies hinchados como botas con semejante caló, ella recién llegadita de Londres en avión privado según nos ha informado el informante.
Sin dejar que cante una canción sin comentario, nos colocan 15 minutos de anuncios y después un estupendo programa sobre hípica + sorteo todo en el mismo pack, así que después de saber el número agraciado con el premio de hoy, que es un caballero de una localidad de La Rioja, volvemos a la retransmisión del concierto de la reina del crack, perdón ... del soul, pero solo para verla marchar dando saltitos por el escenario después de sudar la tinta del eye liner para poder cantar sin volatilizarse. Llega al fin el momento del comentarista donde hace alarde de su crítica constructiva "no está en su mejor momento" y la fabulosa descripción de su marcha, en un helicóptero!!!!! estas estrellas del rock son puro derroche.
La semana pasada, por aquellas cosas de la vida estuve en uno de los backstages del Rock in Río de Madrid, a pesar de que tocaban a 35 grados, no había una triste ducha en el camerino...si hubiesen pedido 40 cajas de agua embotellada, al comentarista le habría parecido una manía de estrella, la verdad es que solo la querían para ducharse. Espero, sinceramente, que en el avión privado de Amy hubiera una buena ducha esperándola....

1 comentario:

Carme Sànchez dijo...

Gracias a las dos por animaros a entrar en este mundillo bloguero, hace tanta falta que seamos más aquí también!!!
petonets!!!